IDEAS


10 CONSEJOS PARA COLGAR CUADROS


Nos gusta decorar nuestro espacio, si… pero ya no solo por seguir modas temporales, sino por el hecho de personalizarlo. Por hacer de ese espacio, algo más nuestro.
Decorar con gusto propio una habitación, una oficina o un local, nos facilita cambiar nuestro estado gracias al entorno. En casa, nos suele gustar encontrar un clima de calma, alivio y buenas vibraciones y es que, necesitamos conectar con nosotros mismos para equilibrarnos. Si disponemos de nuestra propia oficina o local, solemos intentar buscar detalles que ayuden a motivarnos o a alcanzar una atmósfera temática de efectividad y desarrollo personal y profesional.

Sea como sea, toda decoración debe ser una firma de identidad que visualmente te produzca una sensación positiva, agradable y efectiva.

En SKETCH sabemos que a veces lograr colocar esas imágenes que nos dicen algo, puede hacer que nos rompamos demasiado la cabeza. Aquí te dejamos 10 consejos para que puedan facilitarte la última labor de hacer tu espacio…más tú.


1- Vale…¿Por dónde empiezo?

Sencillo. Medimos y probamos. Según sea el espacio de tu pared, podrás jugar a más o a menos opciones decorativas, pero, en cualquier caso, mide primero ese
espacio para que puedas probar tus ideas de colocación más fácilmente. Dibujar un croquis con diferentes opciones puede serte muy útil.
TIP.- Puedes usar la plantilla de papel que te incluimos encima de cada uno de nuestros cuadros, para ponerlo en la pared y orientarte en la colocación del cuadro.

2- ¿Cómo poner los cuadros en paredes grandes o en pequeñas?

En paredes grandes, cuadros de formato grande o mezcla de grandes y medianos.
TIP.- Deja un margen de distancia entre el techo y los cuadros más altos de unos 40 cm.
En paredes pequeñas, cuadros de formato pequeños o alternado con los medianos.
TIP.- Ojo. No recarguemos la pared de cuadros pequeños o parecerá más pequeña de lo que ya es.

3- ¿En vertical o en horizontal?

Si quieres dar más sensación de techos altos, apuesta por la colocación vertical, y si quieres dar más amplitud, puedes optar por la horizontal.
TIP.- La composición horizontal es ideal para pasillos y para colocar por encima de sofás grandes.

4- ¿Qué distancia dejo entre los cuadros?

La distancia entre cuadros suele ser proporcional al tamaño de los mismos. De todas formas 5 centímetros es el estándar con el que siempre aciertas.
TIP.- Los cuadros Sketch por su formato pequeño y cuadrado hacen que luzcan estupendamente aún si los dejas a una distancia de 3 centímetros de separación. Menos de esto, no lo aconsejamos.

5- Me gusta el equilibrio y la simetría.

“Simétrico” es una palabra que va de la mano de “atractivo”. Una opción equilibrante que dota a la estancia de un clima relajado, gusta siempre y no pasa de moda.



6- Yo quiero algo más arriesgado y menos simétrico.

El dinamismo es la palabra que define tu espacio. Salirse del patrón convencional (pero sabiendo salirse, ojo) puede dar un resultado equilibrado fresco y dinámico independientemente del estilo de los cuadros. Dota al ambiente de un enfoque actual, con estilo y muy chic. Las siguientes configuraciones pueden darte alguna idea.




7- Quiero colgar un montón de cosas que me inspiran. Pero también fotos y dibujos que tienen mucho significado en mi vida. ¿Cómo lo hago?

Perfecto. En este caso hablamos de la creación de un “Gallery Wall” (una pared de exposición como una galería). Esta alternativa no es en sí misma un tipo o un estilo de decoración estética. Toda esa mezcla de imágenes pueden quedar más o menos estilosas y atractivas según sea la configuración, pero el Gallery Wall intenta contar muchas historias en el mismo espacio.
TIP.- Si esto es lo que quieres, te sugerimos que disperses y mezcles los estilos entre ellos. Que no estén agrupados. Así podrá verse todo más equilibrado.

8- ¿Cuál es el cuadro que debo poner como referencia?

El cuadro más grande. En este sentido es todo muy visual, independientemente del estilo, aquel que más superficie ocupe va a ser el que más va a liderar. No hay que
confundir esto con un cuadro que llame más la atención. Si todos los cuadro son claros y el más pequeño es negro, obviamente llamará más la atención porque se
sale del patrón pero como cuadro líder, siempre el más grande.
TIP.- Sobre el sofá, deja 30 centímetros de separación entre el respaldo y los cuadros. Ese espacio suele facilitar la apreciación de la composición decorativa.

9- Tengo cuadros de colores y otros en blanco y negro. Diferentes. No se si pegan entre ellos. ¿Qué puedo hacer?

Tu solución está en unificar. Como lo que buscas es armonizar el espacio, da igual que sean de estilos diferentes (eso si… tampoco nos pasemos) con tres estilos diferentes ya tenemos bastante.
TIP.- Alterna los más claros con los más oscuros o los de color con los que predomine el blanco y negro. Si lo haces te sorprenderá cómo la composición queda equilibrada. Como solemos decir nosotros “que pese lo mismo de un lado que de otro”.

10- ¿Y qué marco pongo?

Puedes variar los tipos de marcos (de nuevo, sin pasarnos para no crear demasiada confusión visual) o solo usar un mismo tipo de marco (que quita problemas de indecisiones y a demás puede quedar de lujo).
El marco reviste al cuadro. Le da un valor añadido y potencia su visibilidad. Elije bien el tipo de marco y el que más se ajuste con esa sensación que buscas.
TIP.- Orientate con esta breve lista que te dará una visión más clara.


MARCO BLANCO/CLARO/DORADO O PLATA.

  • Dan ligereza a la estancia y pureza visual
  • Estilo nórdico
  • Sobre pared clara, da protagonismo al cuadro

MARCO MARRÓN/ MARCO DE MADERA VISTA.-

  • Estancia acogedora
  • Estilo vintage
  • Intimidad rustica y calidéz

MARCO NEGRO/ MARCO OSCURO.-

  • Elegancia, estilismo y sofisticación
  • Delimita espacios
  • Sensación equilibrada de orden

SIN MARCO/ CON VIDRIO/ TIPO CLIP.-

  • Ligereza y tendencia a la claridad
  • Elegancia minimalista
  • Protagonismo total al cuadro en cualquier pared